Banner
Banner
Banner
Home Nuestra América Paraguay Horacio Cartes juró como nuevo Presidente de Paraguay
Jueves, 22 Agosto 2013 15:22

Horacio Cartes juró como nuevo Presidente de Paraguay

  Banda Oriental
Valora este artículo
(0 votos)
Horacio Cartes Horacio Cartes

En su primer discurso como mandatario, Cartes exhortó a "llenar de contenido la democracia", le pidió a los jóvenes que "no pierdan la rebeldía" y sentenció que no llegó al Palacio de López para "prolongar fracasos ni defraudar expectativas".

El nuevo presidente juró el pasado 15 de agosto a las l 8.40 en una ceremonia que se hizo detrás de la Casa de Gobierno, y después habló durante 27 minutos, con sus pares de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; Uruguay, José Mujica; Brasil, Dilma Rousseff; Perú, Ollanta Humala, y Chile, Sebastián Piñera; como oyentes.

Cartes sucede en el cargo a Federico Franco, quien completó el mandato de Fernando Lugo, destituido en un golpe institucional en junio pasado. El nuevo presidente ganó las elecciones de abril, como candidato del Partido Colorado, que vuelve así al poder después de un interregno de 5 años.

"Si dentro de cinco años, al concluir el mandato, no hemos reducido sustancialmente la pobreza, serán estériles todas las obras. Por eso reitero que nuestra obsesión es ganar cada batalla en la guerra que hoy declaramos a la pobreza", afirmó Cartes, un notorio empresario convertido en el presidente número 56 o 49 de Paraguay, según se los cuente desde la Independencia o desde la sanción de la Constitución.

Afirmó el mandatario que no llegó al gobierno para "prolongar fracasos ni defraudar expectativas", y advirtió que "quien desee adueñarse de la cosa pública no contará con la complacencia del jefe de Estado", un concepto que pareció en parte dirigido hacia las filas del mismo coloradismo.

Hacia la región, Cartes destacó especialmente la presencia de Cristina Fernández y Rousseff, "dos distinguidas damas" a las que les agradeció "las recientes iniciativas que han tomado para construir relaciones prósperas y positivas" en beneficio de los pueblos.

La frase suena clave en medio del retorno de Paraguay al Mercosur, que lo había suspendido del bloque tras la salida del cargo de Lugo, en junio del 2012. También la suspensión de la Unasur quedó sin efecto con la normalización institucional.

En esa línea de mensajes hacia la región, Cartes anunció que buscará "aportar al fortalecimiento de los organismos subregionales, regionales y mundiales" para "consolidar la democracia y fomentar la integración, la cooperación y la vigencia de los derechos humanos”.

"Ponderamos la democracia, nos jugamos por la libertad, exigimos justicia para todos, pero fundamentalmente tenemos el compromiso de hacer que cada uno de los habitantes del Paraguay tenga las mismas oportunidades de trabajo, de educación, de salud y de seguridad", volvió luego hacia sus compatriotas.

Puso de relieve luego la transparencia de los comicios de abril, y destacó que "con este acto se produce el traspaso del Ejecutivo de un signo político a otro distinto por vía democrática, por segunda vez y de manera consecutiva en toda la historia" del país.

"La prolongada transición a la democracia ha concluído en el Paraguay y con ella la posibilidad de utilizarla como pretexto para postergaciones", afirmó, y, dirigiéndose a los jóvenes, explicó que "no se les puede pedir paciencia, sino sana rebeldía".

"Como le dijo el papa Francisco a los jóvenes, si este presidente no cumple sus expectativas, hagan lío”, dijo Cartes, que atendió a una notable porción de la población paraguaya: el 62 por ciento de los 6,2 millones de personas es menor de 30 años, y 3 de cada 5 jóvenes de 15 a 29 años está desempleado o subocupado, según el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD).

Además, el millonario empresario, dueño de una treintena de firmas, prometió promover la generación de empleo, la estabilidad económica, el funcionamiento del mercado y la sostenibilidad del sector público, y enfatizó que será "implacable en restablecer el orden y la presencia del Estado en toda la república".

"Puedo asegurar que no nos van a marcar la hoja de ruta ni criminales ni grupos armados, en un país donde sabemos muy bien que el estado de derecho y la justicia serán ofrecidos a todos los habitantes del país", subrayó.

Tras su discurso, el presidente tomó juramento a sus ministros y después entregó las llaves de oro de Asunción a sus pares Cristina Fernández, Dilma Rousseff, Piñera, José Mujica y

Ollanta Humala, de Perú, al Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, y al mandatario de Taiwán, Ma Ying-jeou.

Todos participaron luego del Te Deum, en la catedral de Asunción, y se trasladaron nuevamente al Palacio de López, frente a costanera, para el tradicional besamanos.

Por la tarde, hubo primero un desfile militar y policial, con Cartes y su vice, Juan Afara, en el palco, y más tarde un festival artístico organizado por la intendencia, en coincidencia con el 476 aniversario de la fundación de Asunción.

Leído 1238 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Agosto 2013 15:27

Artículos relacionados (por etiqueta)

Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner