Banner
Banner
Banner
Home Gente Entrevistas Los momentos más trascendentes del presidente Jose Mujica en Nueva York
Martes, 22 Octubre 2013 19:27

Los momentos más trascendentes del presidente Jose Mujica en Nueva York

  Por Mariela Morducco. Fotos BOL y Oscar Pesantes
Valora este artículo
(0 votos)

“Pero soy del SUR y vengo del SUR a esta asamblea. Cargo con los millones de compatriotas pobres en las ciudades, páramos, selvas, pampas y socavones de la América Latina, patria común que está haciéndose cargo con las culturas originarias aplastadas, con los restos del colonialismo en Malvinas, con los bloqueos inútiles y tristes a Cuba, con la vigilancia electrónica hija de las desconfianzas que nos envenenan, a países como Brasil. Cargo con una gigantesca deuda social, con la necesidad de defender la Amazonia, los mares, nuestros grandes ríos. Cargo con el deber de luchar por Patria para todos y para que Colombia pueda encontrar la paz, y cargo con el deber de luchar por tolerancia para quienes son distintos y con el deber de respetar y nunca intervenir contra la voluntad de las partes.”

Fueron tres años de espera. La comunidad uruguaya en el área metropolitana de Nueva York, estaba ansiosa por conocer en persona a su presidente José Mujica, desde que asumió el poder en en marzo de 2010.

En el marco de la Asamblea General número 68 de las Naciones Unidas, el líder, célebre por conocerse como el presidente más pobre del mundo, con su personalidad impredecible y sus discursos sin pelos en la lengua, ha acaparado la atención internacional y cierta fascinación de la prensa en elexterior, por su manera de expresarse y por su estilo de vida humilde.

Durante la semana de su estadía en Nueva York, tuve la oportunidad de seguir y entrevistar al presidente luego de algunos de los encuentros más importantes, con líderes como el billonario George Soros y el presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

Sobre la legalización de la marihuana en Uruguay

Uruguay podría convertirse en modelo mundial del control de la marihuana, la rata experimental para ver cómo se desarrollaría la logística de su legalización.

“No es de ninguna manera que ‘viva la pepa’ y vamos el fumo libre y me siento en la rambla, no, no, no, no”, me indicó el presidente José Mujica, al salir de su reunión con el billonario empresario y filántropo George Soros, quien apoya la ley y ofreció invertir fondos en la evaluación del impacto que produciría.

Publico recibe a MujicaLa controversial ley legalizaría la producción, distribución y venta de marihuana en Uruguay. Mujica y Soros comparten la visión de que este modelo de venta legal de cannabis, sería un golpe para el narcotráfico y una manera de controlar el consumo de la población, como también una oportunidad para ayudar a los que padezcan de alguna enfermedad relacionada con la adicción de drogas.

“Él insiste que la política en general que se lleva con el narcotráfico no da resultado y entiende los fenómenos de regulación de intervención para identificar a la gente que pueda estar enferma, poder atenderlo”, dijo el mandatario uruguayo, en su primer día de reuniones durante la semana de la Asamblea General en Nueva York.

“En varios estados norteamericanos, en Suiza y varios países europeos, se entró a mover a raíz de la iniciativa que se está tomando en Uruguay”, dijo Mujica.

La ley permitiría a cada hogar uruguayo a cultivar hasta seis plantas de cannabis para consumo personal y a las cooperativas que las produzcan, hasta 99 plantas. El gobierno compraría la marihuana sembrada a compañías privadas con permisos especiales, y luego se distribuiría en farmacias que la venderían a personas mayores de 18 años que estén registrados.

“Es precisamente tener controlada a la población y tratar que no la exploten,” indicó Mujica.

La primera prueba a favor se manifestó con el voto de los diputados y se espera que este año la ley pase a votación y se ratifique en el senado. Sin embargo, recientes encuestas determinaron que la mayoría de la población se opone.

Si la ley se ejecuta, Uruguay se convertiría en el primer país del mundo que tomaría el control de la comercialización de la marihuana.

“Él tiene influencias importantes,” dijo refiriéndose a Soros. “Estuvo colaborando y va a seguir colaborando. No conoce el Uruguay, pero lo va a conocer.”

 

Sobre su intervención en las negociaciones de paz entre las FARC y el gobierno colombiano

No cabe duda, que la paz en el mundo es uno de los temas más importantes en la agenda del presidente Mujica y de hecho, fue uno de los temas centrales de su discurso en la Asamblea General.

“Reiterar que nosotros no consideramos que es solo un problema de Colombia por un lado, pero también es un problema de nuestra América del Sur,” dijo José Mujica al salir con Juan Manuel Santos de la residencia del embajador colombiano en Manhattan, luego de su reunión. “Es el conflicto más viejo quequeda en occidente, y va llegando la hora de poder impulsar y ayudar a la sociedad colombiana de que pueda superar esta etapa.”

El mandatario se ofreció a colaborar con el proceso de paz que se lleva a cabo desde noviembre de 2012 en Cuba, entre el presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC de Colombia, como también se ha dispuesto a dialogar con el ELN (Ejército de Liberación Nacional).

Sin embargo aclaró que él no será mediador, “ya existe la mediación, existen los caminos y existe la negociación, lo que no existe es todo el tiempo del mundo porque hay calendarios políticos, hay tensiones en la sociedad.”

Por su parte el presidente Juan Manuel Santos dijo que el mandatario uruguayo podría cumplir un papel muy importante porque lo considera un gran líder.

“El respaldo del presidente Mujica es especialmente importante por lo que él simboliza por su peso específico, por lo que representa también en la región, es un líder muy importante de toda la región y por eso aprecio enormemente este respaldo que nos está dando en éste proceso”, dijo el presidente colombiano.

“Quiero agradecerle al presidente Mujica su gesto de venir a visitarnos y su respaldo,” agregó Santos, “quiero también hacer énfasis en algo que acaba de mencionar el presidente Mujica, el tiempo se agota, llevamos un año 
prácticamente negociando, solamente tenemos acuerdos en un punto y la paciencia del pueblo colombiano y del
mundo entero es limitada. Por eso esperamos inyectarle más agilidad y rapidez al proceso. Sigo siendo optimista y con
este respaldo del presidente y con la oferta de utilizar al Uruguay como posible sede por ejemplo en una negociación con el ELN, pues eso nos facilita el proceso de toma de decisiones cuando llegue el momento de conversar con ellos y ver en que condiciones adelantamos el proceso.

Sin embargo, Santos aclaró que todavía hay que ver la postura de la guerrilla en ver como van a seguir avanzando en las negociaciones de paz involucrando a Uruguay y que hay que ser cautelosos.

“Es un tema que hay que discutir con la contraparte. En este tipo de situaciones hay que ser muy prudentes, las decisiones se toman como un acuerdo y lo que quiero decir es que ya tenemos una oferta sobre la mesa y eso es un paso importante,” aclaró Santos.

Su discurso en la Asamblea General de la ONU

Su participación en la Asamblea General de Naciones Unidas fue histórica, no solo porque fue su primera aparición en la cumbre durante su mandato, sino porque su discurso fue totalmente diferente a lo que se acostumbra escuchar de otros líderes que taladran con temas repetitivos. Su emocionante entrega y sus palabras filosóficas, destacaron un mensaje global, que arremetió contra el consumismo y la guerra, como principales causantes de la pobreza en el mundo.

“Paralelamente hay que entender que los indigentes del mundo no son de África o de América Latina, son de la humanidad toda,” enfatizó el presidente y agregó: “los recursos necesarios existen, están en ese depredador despilfarro de nuestra civilización.”

«Pareciera que hemos nacido para consumir», afirmó, pidiendo que no sigan a las abdominales tecnologías de mercadeo que influyen al desenfrenado consumo.

Además criticó duramente a la guerra como método para solucionar conflictos, describiéndolo como prehistórico.

“En lo más profundo de nuestro corazón, existe un enorme anhelo de ayudar a que el hombre salga de la prehistoria. El hombre con climas de guerra está en la prehistoria a pesar de los muchos artefactos que pueda construir. Hasta que el hombre no salga de esa prehistoria y archive la guerra como recurso cuando la política fracasa, esa es la larga marcha y el desafío que tenemos por delante.”

Resaltó que Uruguay está presente en misiones de paz, pero que en algunos temas decisivos no participa. “Nuestro pequeño país tiene en términos absolutos la mayor cantidad de soldados en misiones de paz en países de América Latina, en Panamá y en el mundo. Y ahí estamos donde nos piden que estemos. Pero somos pequeños, donde se reparten los recursos y se toman las decisiones, no entramos ni para servir el café.”

Recordó sus inicios como guerrillero y su lucha para cambiar el mundo: “fui un muchacho que como otros, quiso cambiar su época y su mundo, tras el sueño de una sociedad libertaria y sin clases”.

Un cálido encuentro con la comunidad uruguaya

Durante su encuentro con la comunidad uruguaya en la universidad CUNY, el mandatario se mostró contento y dejó de lado los formalismos con su característico humor.

Entre caras emocionadas, Mujica resaltó los logros de su gobierno, donde enfatizó la reducción de la pobreza en el interior.

“Tenemos bajísima desocupación, bajísima,” resaltó orgulloso, “no se olviden que somos un país de viejos. Y curiosamente donde bajó más la pobreza fue en el interior de Uruguay, eso que siempre hemos tenido abandonado como el último orejón del tarro y me siento orgulloso porque me siento paisano,” dijo entre aplausos.

“El campo uruguayo ha cambiado abruptamente de forma muy importante. Ya no es la carne el primer producto, es la soja,” dijo Mujica.

“Nos han pasado cosas de chiripa, cuando se aprobó la ley forestal al poco tiempo, yo que fui Ministro de Ganadería y Agricultura, veía a los eucaliptos siempre tapados de cotorras”, dijo el presidente provocando risas. “Ha sido una bendición la forestación para Uruguay por los jornales, por el trabajo permanente de transporte, pero nos va a acomodar unas cuentas en la cuenta del carbono, porque hoy sabemos algo que no sabíamos hace 25 años: las vacas generan metano y son terribles para acumular carbono en la atmósfera. Sino hubiéramos plantado los eucaliptos, tendríamos un agujero. Pero esto no lo pensó nadie, esto fue de chiripa.”

También habló sobre la economía

“Hoy éste gobierno tiene ampliamente financiado todas las obligaciones que tiene hasta cuando se vaya y tiene superávit para pagar las cuentas,” dijo Mujica ante aplausos. “No quiere decir que todas las pague con plata de él, pero tiene ya el crédito asegurado…como ustedes cuando sacan una tarjeta y pagan con otra, ta?” acotó entre risas, “porque no vamos a hacer verso, yo no voy a venir a acá a decirles que somos unos fenómenos, pero la vamos timoneando bien.”

El presidente indicó que su gobierno está trabajando en nuevos modelos de provisión de energía, no sin enfrentar serios desafíos.

“No nos podemos quedar en lo primitivo, tenemos que pensar en las generaciones que vienen. En este momento Uruguay viene librando una larga batalla por ser un país con plus energético, se están instalando molinos de viento por todos lados,” dijo con orgullo. “Pero nos aparecen problemas, porque aparecen la vida de los murciélagos y que las calles, y el otro que le agrede el paisaje y todo eso. Porque en el mundo queremos laburo, plata, buen salario y todo pero no me toques eso que ustedes conocen…”

Resaltó los beneficios del plan de instalar regacificadoras y de la venta de celulosa.

“Todo indica que el gas va a hacer el combustible que no va a acompañar la suba del petróleo. La cuestión de la energía es decisiva. Estamos empujando la cancha para que el gobierno que viene, la siga. Lo ideal sería vender libros, pero es difícil que el chancho chifle porque no te compran libros, entonces entre vender troncos, preferimos exportar celulosa que tiene un margen de valor agregado importante. Los eucaliptos están ahí y van a seguir estando.”

Mujica aclaró finalmente por qué hasta ahora se había negado a asistir a ésta cumbre.

«Porque no me gusta salir de casa, porque me estoy poniendo viejo», para Banda Oriental, «ésto que te acabo de decir es una definición de (la actriz) China Zorrilla. Envejecer es no querer salir de casa. La barra que me rodea me empuja y me quiere sacar siempre. Si fuera por ellos, me tienen afuera dando vueltas, ¿viste? Es todo relativo. Yo prefiero las cabras, los paisanos, moverme en el país. Tal vez soy pachorriento en eso. Sabés, piba,” me dijo, “no parece, pero tengo el cansancio de un viaje largo».

 


Leído 1602 veces Modificado por última vez en Sábado, 26 Octubre 2013 02:53
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner