Banner
Banner
Banner
Home Deportes Renovación Oriental
Jueves, 16 Noviembre 2017 00:09

Renovación Oriental

  Por Sebastian Videla
Valora este artículo
(1 Voto)

Con la clasificación de Uruguay a Rusia 2018 consumada, da la impresión que la renovación que viéramos en el cierre de las eliminatorias se agranda aún más, dado que a los casos de Federico Valverde, titular ante Paraguay en Asunción y Rodrigo Bentancur de igual manera frente a Venezuela en San Cristóbal, se le suman los casos de Mauricio Lemos, Guillermo Varela, Gastón Pereiro y Maxi Gómez, que debutaron con la selección mayor absoluta en el amistoso del pasado 10 de noviembre ante su similar de Polonia en Varsovia, en lo que significó el primer banco de pruebas de cara al mundial.

Dicha situación no ha sido para nada común desde que Tabárez asumió nuevamente la dirección técnica del combinado nacional tras lo que fue la eliminación al mundial de Alemania 2006, posterior a la Copa América disputada en Venezuela en el año 2007 y con el comienzo de las eliminatorias camino a Sudáfrica 2010 se logró establecer una base de jugadores que poco han variado a lo largo de un proceso que recién vio perder piezas importantes y de trayectoria después de la participación en Brasil 2014, tales fueron los casos de Diego Lugano, Diego Forlán, Diego Pérez y con anterioridad los de Sebastián Abreu y Sebastián Eguren quienes se encargaron de arropar a aquellos que hoy son los abanderados celestes, Diego Codín, Luis Suárez y Édison Cavani por nombrar a tres de los grandes referentes charrúas. Si bien la integración de estas jóvenes figuras en el plantel mundialista no está para nada confirmada, no deja de ser un hecho más que llamativo y sin demasiado precedentes, tenemos que marcar también que el trayecto de las eliminatorias se han sumado futbolistas como Gastón Silva, Matías Vecino y Nahitan Nandez que ya son piezas regulares de la plantilla celeste, pero que a su vez no dejan de ser parte de la mencionada renovación Oriental.

Para llegar a este recambio es fundamental destacar el excelente trabajo del proceso de selecciones juveniles, del cual el Maestro ha sido obra y parte desde ya hace más de una década, cosechando frutos casi que de manera constante de los cuales varios de ellos brillan con luz propia en la elite del fútbol mundial.

La sangre nueva difiere bastante en calidad en relación a los viejos guerreros, el equilibrio y la entrega continua siendo innegociable, pero ahora nos da toda la sensación de estar en presencia de un estilo diferente a la hora del juego, que invita a ilusionarse y a poder sumar a nuestra famosa garra un toque de distinción, con estos conceptos destacando a la nueva camada lejos estoy de desmerecer la tarea de futbolistas que se ganaron en base a pulso, tesón y dedicación la consideración y el afecto popular y tampoco me atrevo a confirmar que ya no contaran con el beneplácito del experiente alineador uruguayo, quien es el mayor responsable de que jugadores de la talla de un Egidio Arévalo Ríos, Álvaro Pereyra entre otros sean emblemas de nuestra selección, el fútbol como el paso del tiempo es noble y sabio a la vez, te da y te quita de la misma manera pero no sin darte señales previas.

Si Uruguay hoy tiene presente y futuro es gracias a un pasado no muy lejano que se encargó de regar primero las raíces para posteriormente marcarles el camino, es evidente que no existe un libro mágico que te marque el rumbo a la gloria pero sin trabajo, sacrificio y fundamentalmente planificación no se llega ni a la puerta.

Instagram: @sebasvidelaok
Twitter: @SebasVidelaOK

Leído 570 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Noviembre 2017 00:42
Banner
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner