Banner
Banner
Banner
Home
Jueves, 23 Marzo 2017 19:37

Otra vez Carnaval Destacado

  Por Eduardo Rivero
Valora este artículo
(1 Voto)

Todos quienes hemos nacido en Uruguay y hemos vivido en nuestro país al menos la niñez y la adolescencia, sabemos que existen determinadas fechas que son claves para la cultura popular de esta parte del mundo.

Son ineludibles la noche en que la lotería sortea el llamado “Gordo de fin de año”, la noche del día de elecciones con la expectativa por los resultados que poco a poco se van conociendo, apenas se abren las urnas y comienza el recuento de sufragios, la llegada de la Vuelta Ciclista del Uruguay, las tardes-o noches-del partido clásico entre Peñarol y Nacional y, por supuesto, la llamada “noche de los fallos” del Concurso Municipal de agrupaciones carnavalescas.

Tras una preparación que podría decirse lleva todo el año, y meses y meses de ensayos cada vez más intensos, los grupos de Carnaval en las diversas y tradicionales categorías, aguardan esa noche que sin dudas van a pasar despiertos, esperando los nombres de los ganadores, que como es tradición llegan ya bien entrada la madrugada.

En general la vigilia en espera de los fallos se cumple para cada conjunto allí donde el grupo se ha preparado durante esos largos meses para llegar en perfectas condiciones al Carnaval, y poder presentar el mejor espectáculo posible ante el público de los escenarios barriales-los pocos que van quedando-y muy especialmente el del Teatro de Verano del Parque Rodó, donde se llevan a cabo las diferentes etapas de un concurso que año a año se ha vuelto más competitivo y por ello más emocionante.

Las murgas, los conjuntos lubolos, las revistas, los humoristas y los parodistas se concentran entonces en los clubes de barrio donde han ensayado con la radio a todo volumen en espera de ese fallo que confirme un anhelado premio. Cuando ello ocurre, la fiesta dura hasta que las velas arden, rodeados de una consecuente hinchada tan eufórica como los integrantes del grupo.

La noche de los fallos de este carnaval 2017 ya se ha producido y entonces tenemos la lista completa de ganadores de un carnaval que año a año se ha profesionalizado cada vez más, generando una auténtica industria de todo el año, lejos ya de aquel Carnaval barrial que solamente poblaba de risa y crítica social las cálidas noches de febrero.

La premiación incluye cada una de las cinco categorías tradicionales, pero también los destaques especiales para determinadas figuras individuales y espectáculos colectivos como también ya es tradición.

Vayamos a los ganadores, antes que nada, de esos destaques.

Como “Figura de Oro del Carnaval” ha sido nombrado Eduardo “Pitufo” Lombardo, que tras diez años sin “salir” en Carnaval ha vuelto a los escenarios como director de la tradicional murga “Don Timoteo”. “Pitufo” no sólo es un carnavalero de ley sino que tiene una larga y destacada carrera como músico popular tanto en su instrumento inicial, la percusión, como en su rol de cantautor, con varios discos publicados. Es, además, alguien muy querido tanto en el ambiente de carnaval como en el de música popular.

La “Figura Máxima del Carnaval” le correpondió a Marcel Keoroglián, otro integrante de “Don Timoteo”. Marcel es, además de carnavalero de larga data, un destacado humorista de la televisión uruguaya y también alguien especialmente querido a nivel popular.

Como “Revelación del Carnaval” fue nombrado el joven Francisco Romero, integrante del grupo de parodistas “Aristóphanes”.

En la categoría “Mejor Espectáculo del Carnaval” el premio le correspondió a un grupo ya tradicional: los parodistas “Nazarenos”.

En cuanto al premio para “Mejor espectáculo que promociona la igualdad de género”, la distinción recayó en humoristas “Cyranos.”

Estos premios, aunque importantes, no tienen la repercusión popular enorme que registran los principales premios en cada una de las cinco categorías.

Sin la menor duda, la categoría “murga” es aquella que registra mayor relevacia popular. El primer premio fue para un título tradicional como “Don Timoteo” revitalizado este año por un libreto excepcional y la presencia de “Pitufo” Lombardo, Marcel Keoroglían y el no menos célebre Pablo “Pinocho” Routin. Fue este el sexto título para la murga, y el festejo tuvo lugar en el Club Paysandú, sitio de sus ensayos. Las siguientes murgas premiadas, en orden, fueron, “La Clave”, una meritoria murga de la ciudad de San Carlos, Departamento de Maldonado, en un desempeño hazañoso, “La Gran Muñeca”, los tradicionales “Patos Cabreros” y “La Trasnochada”. En el carnaval 2016 el primer premio había sido para “La Gran muñeca”.

En la categoría Parodistas, resultaron ganadores “Nazarenos”, “Momosapiens”, “Zíngaros”, “Aristóphanes” y “Los Antiguos”. El año anterior el premio le había correspondido al grupo “Los Muchachos”.

En la muy querida categoría de “Negros y Lubolos”, “Yambo Kenia” repitió su primer premio del Carnaval 2016. Le siguieron en la grilla de ganadores “C1080” y “Sarabanda” (que compartieron premio), “Tronar de Tambores” y “La Carpintera Roh”.

En Humoristas los ganadorers fueron “Cyranos”, que repitieron su primer lugar del año anterior, “Sociedad Anónima”, “Los Chobys”, “No te comas los morrones” y “Fantoches”.

Finalmente en la categoría revista, repitió su primer premio del carnaval 2016 el grupo “House”, seguidos por “Tabú”, “La Compañía” y “Madame Gótica”.

Año a año los fallos de un jurado integrado por especialistas en cada rubro a juzgar (canto, movimiento escénico, libretos, etc) son resistidos por muchos, generándose grandes polémicos que trascienden desde los medios de difusión masiva. Es algo clásico, inherente a la naturaleza del Carnaval uruguayo y ya nadie se escandaliza por ello.

De algún modo suele considerarse que el ser designado para formar parte de ese jurado no queda claro si es un premio o una condena.

Cabe señalarse que existe un nexo cada vez mayor entre carnaval y fútbol, las dos grandes pasiones populares de los uruguayos. Al punto que la murga ganadora del carnaval 2017, “Don Timoteo” es gestionada y dirigida por dos reconocidas figuras del fútbol uruguayo como Alvaro “Chino” Recoba y Rafael Perrone.

El periodismo especializado en Carnaval también ha crecido exponencialmente, ya que cada vez son más los medios escritos, radiales y televisados que cubren las noches de concurso en el Teatro de Verano del Parque Rodó.

Así, es menos posible que nunca el concebir la cultura popular uruguaya sin la llamada “ Fiesta de Momo”, con su derroche de encanto, música, color, talento creador y carisma escénico.

Mientras aún siguen los festejos de los ganadores, al momento de escribir esta nota, quienes no han accedido a las primeras categorías, ya están trabajando fuerte con las miras puestas en el Carnaval 2018, como es tradición y como corresponde a todo carnavalero de corazón.

 

Leído 1663 veces
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner